cerramiento-en-terraza_707853

Muchas personas se sienten contrariadas a la hora de hacer un cerramiento, meterse en obras nunca es algo positivo para los propietarios del inmueble y se convierte en una carga. Sin embargo, cuando vas a ganar unos metros útiles y un espacio desaprovechado a lo largo de los años, la negación inicial se torna en satisfacción con el resultado final. Hoy os vamos a explicar las diferentes posibilidades que existen para cerrar una terraza y por qué deberíais hacerlo.

La causa principal para hacer un cerramiento es ampliar alguna estancia de tu casa y la mayoría de las veces se realiza eliminando las terrazas e incorporándolas de nuevo al uso cotidiano. Si no eres de los que se pasa mucho tiempo asomado al balcón, quizás la mejor decisión es cerrar la terraza e incorporarla a la funcionalidad de tu hogar.

Tal vez tengas una terraza muy estrecha y creas que no puedes ganar muchos metros, pero ¿por qué no apuestas por anexionarla al salón? La zona de estar es el lugar de la casa donde pasamos la mayoría del tiempo, de esta manera ganará amplitud y podrás recibir todas las visitas que quieras. Podrías colocar un sillón extra o incluso crear una zona de relax o lectura donde permanecer cuando no haya niños gritando por todas partes.

Otra razón básica para cerrar tu terraza es la creación de una nueva habitación que antes no tenías. Si tu terraza goza de un tamaño modesto o considerable, las opciones para trabajar en ella se disparan. A lo mejor no tienes una habitación donde seguir la actividad después de la jornada en la oficina, la solución es bien sencilla si aclimatas la terraza, pones una mesa, colocas los ventanales apropiados y montas tu despacho.

En la terraza también puedes crear una habitación extra, un dormitorio (permanente o no) perfecto si vives una época donde recibes muchas visitas o la suegra se haya colado en tu casa. Si es a largo plazo apuesta por paneles de PVC (es el material más aislante) en la parte inferior y ventanas en la superior, después solo tienes que decorarla a tu gusto. Así habrás ganado un espacio que no usabas y se ha llenado de funcionalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 2 =