merienda 001

En el verano hay que dar una nueva vida a nuestra terraza. Se trata de que se ponga el traje de verano con refrescantes telas a base de estampados de flores y rayas. Para ello, os dejo una serie de ejemplos.

1º. Un toldo vaporoso:

Se debe hacer el soporte con unas cañas de bambú (dos en vertical y una a modo de travesaño) y colocar encima un visillo blanco que ya no se use. De esta manera, se creará un agradable rincón con sombra para leer, descansar, escuchar música, etc.

2º. Cortina de tiras:

Se trata de una variante de las clásica que servirá para aprovechar los retales de tela. Se cortan con un grosor de unos cinco centímetros, se cose la parte superior a una cuerda y se sujeta ésta a la pared.

3º. Alegres lámparas:

Se pueden poner unas alegres lámparas con una pantalla con un lino de flores. Además, recomiendo deshilachar la parte inferior para realizar unos bonitos flecos.

4º. Asiento entelado:

Si uno tiene un banco de exterior, se le puede dar un plus de estilo y, sobre todo, de comodidad, usando una colchoneta forrada de la tela que más le guste. Una idea original que triunfa plenamente.

5º. Una funda muy práctica:

Una funda servirá para realzar las sillas y darles un toque más elegante, además de para protegerlas del sol, las manchas, el polvo, etc. Sugiero escogerla de algodón toda vez que es transpirable y se lava de forma sencilla.

6º. Mantel a prueba de rachas de viento:

Con el objetivo de que el mantel de la mesa de la terraza se vuele, se puede poner unas arandela en los extremos y unirlos con una cuerda anudada que vaya a juego. Así, se evitará que el viento fastidia una agradable comida o una sugerente cena.

Foto vía Decoración Facilisimo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + 11 =