Sin título-1

A veces no estamos dispuestos a gastarnos la mitad del sueldo en renovar un armario, ya que sabemos que no son precisamente baratos. Sin embargo cuando la habitación pide a gritos una renovación estética, quizás una posibilidad es hacerla tu mismo. El papel pintado tiene un papel fundamental en este proceso, está de moda y le dará a tu dormitorio un aire diferente.

Debes saber que aprender a empapelar un armario (por dentro o por fuera) es una tarea mucho más sencilla de lo que parece. Lo primero es lijar la madera quintándole la manera externa y cualquier impureza que pueda tener. De esta manera abriremos el poro de la madera y la cola que añadamos posteriormente para nuestro papel pintado quedará correctamente adherido.

Elije el papel que quieres emplear para la estética de tu armario, por lo general se suele renovar únicamente la parte exterior visible; pero puedes hacerlo también en la interior. Mide bien la zona que vas a empapelar, lo aconsejable es que cortes unos centímetros de más por si acaso existiera algún tipo de inconveniente o escollo en la madera que no hubiera imprevisto.

Sin título-2

El siguiente paso es encolar toda la superficie y dejarlo aproximadamente durante 5 minutos antes de comenzar a pegar el papel pintado de nuestro ‘nuevo’ armario. Con la ayuda de una espátula de plástico o en su defecto con tus propias manos y un paño, evita la acumulación de burbujas en el papel. El secreto es no aprender demasiado e ir pegándolo poco a poco.

Cortamos el papel sobrante con un cúter y después podemos echar una capa de látex líquido o algún tipo de cola para fijar mejor el papel a la madera. Si quieres repetir la operación, en la parte interior se hace de la misma manera. Y así de sencillo es cambiar la estética de tu habitación porque el armario es uno de los pilares básicos de cualquier dormitorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =