Durante el mes de enero se pueden plantar una serie de flores como alhelí, bellis, calceolaria, caléndula, cineraria, crisantemo, ciclamen, prímula y rosales esn todas sus variedades. También se pueden podar y limpiar de ramas las trepadoras, arbustos y pequeños árboltes de hoja caduca. Además, se deben sembrar vivaces para la primavera y plantar esquejes de los rosales podados.

Para este comienzo de año, os recomiendo apostar por la schefflera, una de las especies más populares utilizadas como planta de interior. Puede alcanzar uan altura de hasta ocho metros. Sin duda alguna, un planta ideal para el frío invierno.

Esta planta requiere pocos cuidados. Necesita una zona bien iluminada, erca de la ventana; agradece la alta humedad ambiental; su temperatura óptima se encuentra entre los 12 y los 25 grados; se tiene que regar cuando el sustrato esté seco; no precisa poda y hay que ponerla un suporte o tutor (caña de bambú).

Por otro lado, si te encanta las plantas y te gusta lucirlas en cualquier rincón de la casa debes tener en cuenta que también es muy importante donde las va a plantar. A la derecha, uans bonitas macetas de colores con florecitas; abajo, un contenedor de madera con letras identificativas en todo el frente.

Por otra parte, durante el invierno parece que apetece más decorar la casa con plantas y flores, ya que no las vemos en el exterior. Así, triunfan los mini centros de mesa que se pueden hacer con pequeños cubos de acero o cerámica y colocando en llos una planta o un cactus. También es una buena idea apostar por poner en una fuente o un frutero ramas secas rizadas con y sin flor, y encima flores cortass (frescas o de tela). En la mesa quedará fantástico y será un notable elemento decorativo.

Foto vía Infoflor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 2 =