humedad_pared

Compartir el día a día con las humedades afecta a nuestra salud y a la de nuestra vivienda. Por ello, hay una serie de formas para acabar con las humedades en el hogar. Así, se evitarán el moho, los malos olores, los problemas respiratorios …

1º. Tipos de humedades:

Para tratarlas bien hay que diagnosticarlas y saber sí son de obra (por los materiales empleados); capilares (aparecen en el suelo); por filtración de lluvia; accidental (rotura de tubería); o, la más corriente, por condensación de agua.

2º. Prevenir antes que curar:

Se debe asegurar uan ventilación diaria. Hay que procurar que el aire circule por todas las estancias (trata de no pegar los muebles a la pared) y evitar que haya un exceso de vapor en el ambiente. Y, por supuesto, hay que ventilar diariamente las habitaciones.

3º.  El uso de la luz:

Al moho le agradan los espacios interiores oscuros para crecer. Abrir las cortinas durante el día par que entre luz natural y usar luces nocturnas reducirá las posibilidades de que los hongos se hagan fuertes.

4º. Cerramientos de calidad:

Si se quieren evitar muchas de las humedades que se producen por condensación, se debe aislar térmicamente los muros e instalar en las ventanas y las puertas de exterior de toda la casa perfilería de PVC o aluminio con doble acristalamiento y con rotura de puente térmico.

5º. Evitar el vapor del agua en los cuartos de baño:

Es el espacio donde más vaho se produce y, por ello, conviene mantener la puerta cerrada al ducharse para evitar que la humedad se extienda. Si uno se baña, debería llenar la bañera con tres centímetros de agua fría y luego caliente y, si no cuentas con ventana, se puede usar algún ventilador.

6º. Utilizar la campana en la cocina:

El moho en la cocina es el resultado del mal o no uso de la campana, que debe dejarse encendida durante un cuarto de hora después de la producción de cualquier vapor.

Foto vía Video Decoración

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + dieciseis =