Los cabeceros de la cama puede dar un toque y estilo totalmente diferente  a una habitación. Un cabecero puede cambiar nuestra habitación de forma radical. Os voy  a dejar cuatro propuestas diferentes y muy originales para dar protagonismo a esta zona de la cama según vuestro estilo.

1º. Cabeceros con módulos apilados:

Podemos usar una pequeña torre realizada con varias librerías para hacer las veces de cabecero. Como piecero, se usa un banco abatible que tiene sitio para guardar. Encima, se coloca una bandeja. Sobre las estanterías se sitúan diferentes accesorios como, por ejemplo, un florero blanco. Para complementar este cabecero, recomiendo usar tonalidades grises o crudas. Por último, las lámparas colocadas a distinta altura permiten jugar con la iluminación.

2º. Tapizado con tela:

Resulta una opción clásica y muy confortable. El cabecero se puede complementar con unas láminas y un flexo de pared. Junto a la ventana, se coloca una butaca fucsia mientras que el resto de mobiliario puede ser en tonos blancos. Además, hay que combinar la colchas y los cojines en tonos blancos y floridos. Quedará una habitación muy moderna y luminosa.

3º. Una composición de cojines:

Esta idea demuestra que la comodidad y la originalidd no están reñidas. Para ello se usa una cuadrícula con cojines de rayas y estampados, en tonos verdosos, como cabecero. Estos cojines se sujetan a la pared con un cable tensor que se coloca en vertical. Asimismo, el resto de la habitación se puede decorar en tonos azules.

4º. Combinación de papeles:

La pared del cabecero se destaca con un papel de flores grises y amarillas. Este se coordina con otro de espiga color mostaza, que cubre el resto de la habitación. Y para no saturar, los muebles deben ser blancos. El resto de la habitación tiene que tender hacia colores tostados.

Foto vía Moda y Hogar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + tres =