cbecero

La mesilla de noche es un apoyo imprescindible en cualquier dormitorio y el cabecero resulta la pieza que da personalidad. Por ello, una buena idea pasa por combinarlos y formar un mix perfecto para el dormitorio.

1º. Desayunar en la cama:

Siempre es muy placentero poder desayunar en la cama. Para ello se puede optar por una práctica mesilla  a juego con el cabecero. Se trata de una mesilla de madera que se puede girar para desayunar en la cama.

2º. Una elección práctica y ligera:

Se recomienda usar un cabecero y una mesilla lacados en blanco. Son perfectos para aligerar visualmente el peso decorativo de la pared la cual se puede cubrir con papel de espiga mostaza. Además, la mesilla carecerá de tiradores.

3º. Una combinación romántica y bonita:

Una habitación puede ganar en toque femenino y romántico si se opta por un cabecero en madera decapada, una mesilla blanca con trasera de flores, unos tonos rosas en la parede y una bonita ropa de cama.

4º. En blanco y madera:

La pared, la ropa de cama y hasta las lámparas se pueden usar así. El color blanco elegido para la mayoría de las piezas del dormitorio cede todo el protagonismo visual a la mesilla de mader de aire colonial.

5º. Dos en uno:

Si se quiere usar el espacio de la habitación, la mejor opción es realizar a media un murete de obra en la trasera que actúe como mesilla y cabecero. Para dar uniformidad al conjunto, se debe pintar en el mismo tono de la pared del dormitorio.

6º. Constratar estilos:

Mezlczr diseños y materiales siempre enriquece la decoración. Así, en una habitación una pared de rayas (que ejerce como cabecero) y una ropa de cama pueden aportar un toque actual y constratar con la mesilla de aire clásico.

Foto vía Mia Home Corner

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − tres =