Los textiles resultan una gran idea para actualizar una imagen de cualquier vivienda. Las telas darán nueva vida al hogar. Se trata de poner en marcha una serie de propuestas económicas y sencillas para convertir a los retales en singulares complementos y originales detalles.

1º. Paredes con estilo:

Si se quiere conseguir un toque muy coqueto en cualquier lugar de una vivienda nada mejor que revestir un biombo con una tela. A ellos, se les puedes unir una cómoda, una lámpara y una butaca. Con poco, se habrá conseguido un rincón maravilloso relajarse o leer un libro en la vivienda.

2º. Asientos mullidos:

En ocasiones, las sillas del jardín pueden ser algo incómodos si uno está sentado mucho rato en ellas en los largos días de verano. Para acabar con esta incomodidas, se puede vestir a las sillas con unas singulares galletas de gomaespuma de densidad media y forradas con bonitas telas. Comodidad y belleza a la vez.

tapete de patchwork

3º. Sacos pequeños para la ropa:

A veces, falta espacio para ordenar la ropa interior en el hogar. En bolsas de telas, confeccionadas con un tejido divertido, se pueden colgar del interior de un armario la ropa y siempre a mano, colocada y ordenada.

4º. Muebles perfectamente protegidos:

El sobre de las meses suele ser el sitio que más se deteriora con el paso del tiemp. Para que no se deforme, se puede usar una funda con botones y trabillas en los extremos. Sirve para proteger los muebles, a la vez que es una bonita solución decorativa.

5º. Forrar los cestros de mimbre:

Si quiere adornar los crestos de miembros, bastará con entelarlos por fuera. Si se forrán por dentro, servirán para guardar la ropa de forma ordenada y sencilla.

6º. Vestir la mesa:

Si se reúnen todos los retales que se tienen se puede crear un divertido y alegre tapete de patchwork. Se trata de combinar con mucho gusto varias piesas de telas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 4 =