Acertar con las texturas, los tejidos y los colores resulta fundamental para conseguir que cualquier estancia de una vivienda sea acogedora, bonita y cómoda al mismo tiempo. Por ello, conviene saber que telas son las más adecuadas para vestir bien la casa y, además, hay que conocer varios trucos para mantenerlas como nuevas siempre.

1º. Tipo de telas:

Los textiles están compuestos por hilos naturales o sintéticos que se entrecruzan formando una red. Así, se consigue el dibujo que, junto al material, dan nombre a los tejidos y les hacen que sean mejores o peores para usar en una vivienda.

Telas para decorar el hogar

2º. Telas para tapizar:

Las telas más favorables para tapizar son las que se tejen con muchas pasadas de hilo pues ofrecen mayor resistencia al desgaste. Hay que tener en cuenta esto para evitar problemas futuros.

3º. Las cortinas:

Si el el espacio es pequeño y oscuro, se debe escoger un tejido ligero, en tonos claros y de aspecto natural, como pueden ser los linos. Si hay más espacio, crecen las opciones.

4º. Los colores:

Se recomienda combinar tonos fríos con cálidos. Sin embargo, si se opta solo por uno de ellos, hay que jugar con las intensidades. Además, al mezcla estampados tiene que estar bien engamados y si no se desea satura el ambiente hay que evitar combinar más de tres.

5º. En paredes y cabeceros:

Los más recomendables son los tejidos de trama y que no lleven viscosa. Asimismo, las rafias, las telas de saco o terciopelos se usan mucho hoy en día para estos lugares.

6º. Antimanchas:

Si bien todas las telas llevan estos tratamientos de fábrica, se recomienda usar algún producto adicional.

7º. Muebles tapizados:

Se debe evitar pasar por los muebes con frecuencia el aspirador. Lo mejor es alejarlos de una exposición directa al sol pues los colores pierden intensidad. Si son de piel, se tienen que poner a unos 20 o 30 céntimetros de la calefacción.

8º. Lavado:

Antes de lavar cualquier tejido en la lavadora hay que comprobar su etiqueta. Normalmente, los algodones y las fibras sintéticas se deben lavar en agua fría mientras que para las telas delicadas, las sedas y los linos lo mejor es que no se haga el centrifugado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =