caminos de mesa

Siempre se puede sacar partido de cualquier cosa en el hogar. Solo hay que ponerse manos a la obra y tener un poco de paciencia. En este caso, vamos a fijarnos en las telas y trataremos de darles una nueva vida a las mismas para que luzcan mucho más en cualquier lugar de la vivienda.

Si te aburren tus viejos mantelens y cojines, se pueden cambiar y darle un toque especial. Para ello, os recomiendo poner en marcha los siguientes trucos que resultan tan prácticos como fáciles. Prueba y verás como el éxito está asegurado.

1º. Apostar por las aplicaciones de ganchillo:

Os sugiero poner en marcha  el ganchillo. Para que no se deformen al coserlas, existe un aerosol de pegamento transparente para tela (cuesta alrededor de unos ocho euros) que las sujetará mientras se cosen. Una solución decorativa de primera magnitud.

2º. Caminos de mesas con retales:

Si se tiene un mantel liso, se puede hacer un dobladillo de unos cuatro-cinco centímetros en dos retales que contrasten con él y combinen entre sí, uno más ancho y otro más estrecho. A renglón seguido, se ponen sobre el mantel liso a forma y manera de caminos de mesa, uno sobre otro. Se logra un interesante efecto.

3º. Coser retales y cintas:

No hay que apostar por los cojines lisos. Es hora de cambiar y dar un nuevo aire a los cojines. Se tiene que coser en los cojiines con puntada escondida un retal y varias cintas entonadas. De esta manera, sera únicos, bonitos y decorativos. Un acierto descomunal.

4º. Un acertado uso de los botones en las telas:

En una bolsa de tela se puede dibujar una círculo usando la tapa de un bote y coser botones alrededor y en el centro. Luego, se pasa a pespunte tiras de fieltro a modo de tallo.  Por último, recomiendo adornar un individual con dos filas de botones. Se cose otro botón a una cinta larga y se conseguirá un servilletero.

Foto vía Kireei

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + 7 =