Os voy a dar una serie de trucos para que dejes tus telas y tapicerías como si las hubiese llevado a la tintonería. Se trata de que tus cortinas, alfombras, colchas, mantas,  … luzcan como nuevas y den una nueva vida a tu hogar.

1º. Las alfombras:

Si solamente están rozadas, pero no excesivamente sucias, basta con que frotes de forma suave esas zonas con una esponja, agua caliente, lavavajillas y un chorrito de amoniaco.

Si están muy sucias, mira la etiqueta y elige si lavarlas en seco (con espuma) o con gaua. Se debe hacer con delicadeza, seca con un trapo y, además, cepillarla.

2º. Las mantas:

En primer lugar, se debe mirar la etiqueta de la manta. Si llevan fibra, se pueden lavar con agua. Si no admiten lavadora, se tienen que meter en la bañera con agua y detergente. Finalmente, hay que aclara bien.

Al secar las mantas, no se deben retorcer para escurrirlas pues se arrugarían y podrían dañarse. Además, para alargar la vida de la mantas se tienen que airear dos veces por semana y evitar el sol.

3º. Las cortinas:

Hay que lavarlas con frecuencia para que no se inscrute el polvo y la suciedad, de este modo se evitará tener que llevarlas al tinte. En cualquier caso, si están muy sucias, se deben poner en remojo primero con suavizante. Además, si las cuelgas mojadas se evitará plancharlas.

4º. Las tapicerías:

En casa puedes lavarlas con espuma en seco o agua, según indique el fabricante. Retira muy bien el jabón o la espuma y deja secar durante toda la noche. No olvides quitar los cojines y aspirar bien las esquinas.

5º. Los edredones:

Antes de lavarlos en casa, cose los agujeros y quita las manchas. Lava en agua caliente, mejor con un programa delicado. No los laves mucho. Basta airerar y ahuecar los edredones con frecuencia para mantenerlos en forma.

Foto vía Tapicerías José Luis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =