retapizar una silla

Existen una serie de claves para tapizar más fácil y mejor. De hecho, uno lo puede hacer por sí mismo y estrenar decoración en su vivienda. Se trata de retapizar siendo unas pautas concretas.

1º. Sofás, sillas y butacas:

Uno puede atreverse con todo siempre que se trate de piezas que tengan un bastidor suelto (un cabecero, por ejemplo) o sean asientos individuales (una silla y algunas butacas). Hay que dejar los sofás para los expertos pues al ser estructuras compuestas son complicados y precisan un determinado material profesional.

2º.  Los materiales que se necesitan:

Dependerá de lo que se vaya a hacer. En cualquier caso, siempre hay que tener grapadora, tijeras, alfileres y tenazas. Además, hay que sumarle espumas, colas y cincha de yute.

En relación a la tela, lo más fácil es utilizar la antigua como plantilla. Si no, se debe calcular la medida del bastidor más 20 centímetros. Si teien dibuo, se tiene que centrar el motivo en el bastidor y calcular el radio más 20 centímetros.

3º. Para cambiar la tela de una silla:

Se debe retirar la antigua y grapar la nueva. Atnes, se mira como queda y se pone sobre la espuma para probar con alfileres. Para que la tela no se mueva ni se retuerza, se tiene que empezar a grapar por un lado de la pieza y luego cotinuar por el contrario. Al llegar a la esquina, se tiene que  corregir el exceso de tela cortando un «7» y plegando en el frente.

4º. Renovar la espuma:

Hay que calcular que un asiento de 10 centímetros, lleva cuatro gomaespumas de densidad media (ni blanda ni dura). Las primeras capas son de tres centímetros cada una y la última que abraza de un centímetro. No se debe olvidar cortar la penúltima en chaflán con el fin de que la esquina sea redonda.

En definitiva, todo es ponerse manos a la obra y lograrás retapizar el hogar de forma rápida, sencilla y perfecta.

Foto vía Facilisimo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 17 =