salón

Se puede conseguir un salón precioso, cómodo, moderno, lleno de luz y alegría. Para ello hay que seguir una serie de consejos. Así, se tendrá un nuevo salón para esta misma primavera.

Si uno está cansado de los tonos grises del invierno, hay que dar cambiar el salón para darle un aire alegre y joven. En primer lugar, hay que tener claro que el sofá siempre marca mucho en el salón. Por ello, se puede apostar por un sofá de color crudo, liso y sobrio. También importa el tono de la alfombra que puede contar con piezas coloristas y llamativas.

También resulta importante en el salón la zona de asientos. Suele triunfar una butaca atrevida, hecha con trozos de telas de colores, y grandes cojines en el suelo, puestos a modo de pufs. Además, los cojines pueden poner el tono de color y humor.

En relación a las paredes, se tiene que apostar por un papel pintado llamativo. En la pared, el papel llena de personalidad la estancia, al mismo tiempo que define los colores de los complementos y los muebles.

Además, se debe apostar por el equilibrio cromático. Alegres naranjas, frescos turquesas, intensos verdes  y otros colores armonizan divinamente con los blancos y los crudos del mobiliario.

También uno se puede atrever a mezclar. Por ejemplo, en el comedor se pone una mesa blanca, una silla lacada verde, otra en chapa de nogal. El resultado es moderno y muy dinámico.

Por otro lado, se recomienda usar una estantería modular. En lugar de una estantería oscura y clásica, se puede optar por una más informal y ligera compuesta por módulos puestos a distintas alturas.

Por último, en lugar de una mesa de centro tradicional se puede apostar por dos mesitas redondas que se decoran con jarrones .

Foto vía Mundo Ikea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =