recibidor

Los recibidores, los pasillos y las zonas de paso pueden aprovecharse más de lo que uno cree con muebles y estantaríaas que ganan espacio y buenas ideas para decorarlos. Solo hay ponerlas en acción.

1º. Librería baja en vez de tabique:

Para abrir el espacio y dar sensación de amplitud, se puede eliminar el tabique del pasillo. Luego, se mantiene el pilar de carga y un murete bajo que se usa con ua librería igual a la del salón.

2º. Recibidor un armario o un banco:

Si se tiene un hueco en la pared del recibidor, se puede aprovechar de dos formas: con una zona de almacén instalando un armario con baldas y cajas; y otra opción es poner un banco para sentarse y un aplique, una balda debajo a modo de zapatero, una lámpara de pie y una mesita.

3º. Con cestos y cajoneras:

El recibidor y el pasillo han de estar despejados con el fin de facilitar el paso. Por ello, se puede sacar partido con piezas sencillas que ocupen poco espacio y no estorben como unas perchas  cerámicas, cestos y cajoneras.

4º. Hacer un armario empotrado:

Se puede rentabilizar el pasillo con un armario empotrado que dará capacidad de almacenaje extra. Una idea que siempre triunfa.

5º. Con un estantería de cristal:

Se puede optar por sustituir el tabique entre el recibidor y el salón por una estantería de cristal. Con ella se conseguirá profundidad visual, amplitud y dejará pasar la luz.

6º. Práctico módulo multiusos:

Un módulo multiusos cumple todos los requisitos para rentabilizar el recibidor. Ocupa poco espacio toda vez que tiene escaso fondo y ancho. Encima, ofrece capacidad extra al incluir repisa, perchero y un arcón.

7º. Un zócalo:

Se puede crear un zócalo con pintura lisa, rematado con una moldura. Luego, se reviste la mitad superior de la pared con papel a rayas, en tonos a juego, para crear una sensación visual de altura.

Foto vía  Casa Diez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + veinte =