El hueco de la escalera suele ser un espacio muerto, desaprovechado; debido muchas veces a que no sabemos bien cómo aprovecharlo. Pero con un poquito de imgainación, y poco dinero podemos sacarle mucho partido.

La primera opción consiste en un armario fabricado a medida del hueco de la escalera. Este tipo de armarios tiene su historia en las tradicionale salacenas que antiguamente se utilizaba para guardar la vajilla y cubertería, pero también puedes aprovecharla para guardar mantas, bolsos, paraguas… Además, le darás un plus de estilo si consigues reutilizar unas antiguas puertas.

También puedes construir una estantería en el hueco de la escalera. Con unas simples baldas de madera cortadas a medida del hueco conseguirás una fantástica estanteria para libros, objetos de decoración… incluso puedes cerrar la parte más baja, y aprovecharla para guardar objetos de poco uso. Aunque también puedes construirla con cemento y ladrillo. Elijas la opción que elijas, ten en cuenta que si el color de la etsanteria coincide con el color de la pared, la estantería quedará integrada en la pared; mientras que si destaca sobre ella, obtendrá un estilo más moderno.

También puedes convertir el espacio de debajo de la escalera en una bodega. Para ello tan solo tienes que comprar botelleros por bloques, que encontrrás en cualquier tienda de decoración y bricolaje, y montarlos conforme el espacio disponible. ¡Seguro que sorprendes a tus invitados!

Y por último, puedes convertir un aburrido hueco de escalera en un pequeño espacio de arte. ¿Cómo? Sólo tienes que escoger un lienzo que te guste, e iluminarlo con uno o dos focos directos. Busca que la pintura tenga bastante colorido para que llame la atención sobre la pared lisa, y que el foco sea de estilo clásico, dorado por ejemplo, para darle un toque de glamour.

Y a partir de estas ideas, y como hemos dicho al principio, imaginación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × cuatro =