labores de aguja

Por gusto, por necesidad o  por trabajo, las labores de aguja han vuelto con fuerza a los hogares. Esta fantástico mundo forma parte de nuestro entorno y se convierte en tendencia decorativa. Bajó términos como Do it yourself, crafts o handmae se encuentran verdaderos tesoros ideados para hacer uno mismo en casa.

El equipo básico estará formado por máquina de coser, agujas, hilos, tijeras y demás accesorios de costura. Además, se debe hacer acopio de material, hilos y lanas de colores, incluso algunas telas antes de comenzar la labor. También un costurero es básico y, por supuesto, resulta vital buscar un espacio en la casa y acondicionarlo con tal fin.

Otro punto importante es la iluminación. Nuestros ojos son la herramienta más imporante en esta tarea; la costura requiere precisión y, por extensión, buena iluminación. Durante el día, la luz natural será nuestra alida pues cansa menos la vista; se debe aprovechar y ubicarse junto a la ventana. Por la noche, se tiene que usar una luz potente y blanca.

Por otro lado, son muchos los útiles precisos para empezar a coser y, al cabo de un tiempo, la acumulación de retales, lanas y patrones puede ser voluminosa. En previsión, una buena opción es contar con cajoneras o estanterías de almacén.

Además, se puede sacar el máximo partido a la vivienda convirtiendo un pequeño rincón en un mini taller de costura para los ratos libres. En este lugar, hay que contar con cajones y estantes para tenerlo todo guardado y en orden. También se puede crear un espacio semejante en la habitación infantil para que los más pequeños se aficionen a esta labor.

Por último, sólo queda ponerse manos a la obras y empezar con la postura. Con un poco de maña, paciencia y ganas se conseguirán interesantes objetos decorativos a un precio muy razonable.

Foto vía Naranjos en Flor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 14 =