recipientes de plástico

Uno se puede plantear la vuelta del verano como un momento perfecto para ahorrar en el hogar y paliar en cierto modo los gastos que se derivan de la llegada de septiembre. Así, se pueden recuperar objetos, aprovechar los retales, reciclar en la vivienda, etc. No hay que dudarlo, al contrario hay que apostar por ello. El triunfo está garantizado.

1º. Una divertida vuelta al colegio:

Se trata de hacer más llevadera para los niños la vuelta al colegio. Para ello, se puede personalizar el material escolar de los más pequeños del hogar. Se puede decorar los lápices con figuras de tela o bien apostar por preciosos cuadernos de colores o artículos de escritorio personalizados.

2º. Ternura en la habitación del bebé:

Se puede conseguir un toque de ternura y calidez en la habitación del bebé. Para eso se recomienda optar por pequeñas macetas y cubrirlas con unas fundas de tricot en tonos blancos y rosas. Además, se pueden forrar los taburetes para hacerlos más comodos.

3º. Vasos de cristal y floreros:

Se pueden envolver unos vasos de cristal con tela de fieltro agujereada y se conseguirá unos originales portavelas. También se puede convertir en floreros las botellas de cristal que ya no se usen mucho. Se les da una imprimación y se pintan de colores.

4º. Aires de la granja en la estantería:

Si uno es mañoso, puede hacer un estantería de malla metálica y utilizarla para colocar pequeños botes de cristal o veleros.  Una idea decorativa y funcional.

5º. Customizar los envases:

Los recipientes de plástico en los que se ponen la comida para llevar suelen acabar en la basura. Es un error. Se pueden decorar con washi tape y se les dará una segunda vida como fruteros o salseros.

Foto vía Ali Express

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =