articulos_hogar

En ocasiones se cometen una serie de errores a la hora de usar los productos de la limpieza en el hogar. Estos fallos provocan que se gaste más dinero y encima se pierda en eficacia. Hay que utilizar bien los productos de limpieza y se ganará tiempo y dinero.

1º. Error: Abusar de la lejía con el fin de desinfectar: 

La lejía se suele usar para todo, especialmente, en las encimera, en las mesas de la cocina, etc. Y, aparte de estropearlas, puede dejar residuos. También se utiliza en los suelos y no debe emplearse en la madera ni en el mármol. Por ello, la lejía con prudencia.

2º. Error: Añadir vinagre al agua de fregar los suelos de mármol y madera:

El vinagre da brillo, mas acaba abirendo los poros de los suelos de mármol. Encima, es perjudicial para el barniz de los suelos de madera.

3º. Error: Rebajar los productos de limpieza con agua:

Estos productos son ya productos químicos que actúan al mezclarse con agua. Lo normal es que cuando más agua se añada, más fuerza pierden los tensoactivos que ablandan la suciedad. Por ello, muchos de estos productos son concentrados.

4º. Error: Utilizar más cantidad de que la que aconseja el fabricante:

De esta forma no limpiarán mejor, solamente harán que se forme mucha espuma sin mayor utilidad. Como es complicado de retirar la espuma, hay que dar varias pasadas y se pierde mucho más tiempo. Suele ocurrir, en ocasiones, cuando se friegan los suelos.

5º. Error: No saber que producto usar para cada superficie:

Se suele considerar que hay que desinfectar y desengrasar a la vez, y no es así. De ahí que sea tan común mezclar el amoníaco y la lejía que produce un vapor muy tóxico. Por normal general, no se deben mezclar productos, especialment si son amoniacados y ácidos.

Foto vía Limpiezas Garrido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 3 =