edredón de plumas

Con la llegada del buen tiempo, toca guardar la ropa más invernal. Si se cuida bien y se conserva en buen estado. De este modo, estará perfecta cuando se vuelva a usar. Para ello, se pueden seguir  estos consejos.

1º. Plaids de pelo:

Los que pueden lavarse, siempre en un programa para prendas delicadas y con jabón neutro. Se secan bien estirados y en horizontal para que no cojan forma. El resto, se aspiran y se meten 10 horas en el congelador para acabar con ácaros y bacterías.

2º. Mantas de lana:

Si son XL, se llevan al tinte, pues si no se tendrán que lavar a mano. El resto se pueden lavar en la lavadora con un programa de lana o uno corto, a baja temperatura y sin centrifugado. No se debe usar suavizante, porque apelmaza las fibras.

3º.  Sábanas de franela:

Para que no salgan las típicas bolitas (realmente son fibras rotas), se tienen que lavar del revés, a baja temperatura (aunque encogen unos centímetros) y sustituir el suavizante por una pelota de tenis: quedarán igual de esponjosas. Luego, se secarán en la secadora y, al sacarlas, se sacuden bien para quitar las arrugas. La plancha con vapor.

4º. Cortinas pesadas:

En primer lugar, se tiene que revisar la etiqueta de la cortina y, si se puede, lavar a mano, sin retorcer ni frotar. Luego, se escurren y se cuelgan mojadas: el peso provocará que se estiren por sí solas. Si no se han escurrido mucho, se debe proteger el suelo para evitar que se encharque.

5º. Edredones de pluma:

Siempre que tenga capacidad, se pueden lavar en la lavadora con un programa delicado (algunas cuentan con uno específico). Se introducen dos pelotas de tenis para que las plumas no se apelmacen. Si se tiene, se puede usar la secadora; si no se sacude el edredón, se extiende y se tiende a la sombra. Además, cada cuatro años, conviene hacer un lavado en seco pues le alargará la vida.

Foto vía Mercado Libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + 14 =