Ya estamos en una época de frío. Por ello, conviene alegrar nuestro hogar con flores y plantas que den vida, color y luz. Además, es el mes de la Navidad y, por lo tanto, hay que cuidar a la tradicional Flor de Pascua.

Para que la poinsettia (la Flor de Pascua) dure más tiempo sin perder las hojas, hay que procurar que el sustrato permanezca siempre húmedo, aunque no empapado en exceso; además, la planta debe estar en un sitio luminoso y alejado de las fuentes de calor. Asimismo, hay que regr a la poinsettia por inmersión un par de veces cada siete días.

Para presentar la Flor de Pascua durante estas fiestas, hay que introducirla en una bolsa de papel y colgar del asa unas bolas navideñas o engarzar en sus ramas unas bonita guirnalda. Triunfarás seguro.

Por otro lado, la Navidad es el momento perfecto para lucir varios ramos de flores en casa. Hazlo en bonitos floreros y crea originales composiciones como éstas. Se pueden hacer ramos de flores en piezas de loza. También son una buena idea los pequeños floreros de colores o frascos de perfume.

En el mes de diciembre, te recomiendo apostar por la azalea. Esta planta, aprte de su belleza, aporta felicidad, sabiduría y buena suerte al hogar. Su nombre deriva de la palabra griega «azaleos» que significa estéril. Esta planta requiere una cuidadosa atención: no puede tener un exceso de agua, pero tampoco un riesgo escaso, y la tierra debe estar siempre húmeda, pero no encharcada.

Por último, en este mes, hay que podar los frutales, los árboles ornamentales, los arbustos  las trepadoras de floración estival. Además, hay que proteger las plantas colocando fundas, acolchados, cortavientos y protecciones contra el viento y el frío. También hay que aliviar el peso de la nieve de las ramas pues éstas se pueden romper o quebrar.

Foto vía Chiscos.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 3 =