Iluminación Feng Shui

La iluminación Feng Shui está basada en la obtención de una iluminación en el hogar que mejore el bienestar de las personas en su casa, proporcione una circulación de las energías positivas y armonice el flujo del Chi. La iluminación Feng Shui tiene en el sol su máximo exponente, pero como el sol no está a nuestra disposición todo el tiempo, ni ilumina por igual todos los rincones de nuestra casa, hace falta la utilización de una correcta iluminación artificial. En el Feng Shui cada punto de luz simboliza el sol, tan necesario para la vida, y que es vital en las emociones y el estado de ánimo de las personas en el hogar.

Para tener una correcta iluminación en nuestras casas, según el Feng Shui, la iluminación general debe ser equilibrada de modo que no haya zonas de oscuridad, pero tampoco zonas con excesiva iluminación. Este equilibrio luminoso hace que las emociones en la casa estén equilibradas. Además del equilibrio luminoso se debe elegir el mejor tipo de luz. Según el Feng Shui, la temperatura de color más adecuada es la luz cálida, de un tono más amarillo, cuya temperatura de color es inferior a los 3500 K. Por lo tanto, hay que evitar el uso de las lámparas fluorescentes o bombillas de bajo consumo con luz blanca, ya que proporcionan una luz blanca/azulada con una temperatura de color superior a los 5000 K. Para conseguir el equilibrio de luz en cada una de las habitaciones de la casa lo más recomendable es decantarse por focos empotrables en el techo, con bombillas de luz cálida, ya que es una mejor forma de repartir la luz por toda la estancia, que mediante el uso de lámparas en una única zona de la habitación.

Para evitar zonas de oscuridad que no puedan ser cubiertas por los focos empotrables lo más recomendable es la utilización de lámparas de pie. Las lámparas de pie son también muy recomendables para iluminar pequeñas estancias, como pasillos, para resaltar ciertas zonas de la casa o para ser utilizadas como generadores de luz puntual.

El uso de focos también puede ser recomendable para destacar ciertos elementos decorativos de modo que se coloquen apuntando hacia aquel elemento que se quiere resaltar y por lo general, dichos focos se pueden empotrar en los muebles que acompañan a la decoración. Esta forma de destacar objetos con la luz hace que se genere energía Chi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 20 =