Si tenemos un cuarto de baño pequeño no debemos renunciar a hacerlo más espacioso y amplio. Existen una serie de recursos e ideas para ampliar nuestro cuarto de baño y hacerlo más habitable, más amplio y más cómodo.

Es un error pensar que un baño pequeño no puede equiparse al completo. La clave está en elegir elementos que resulten visualmente ligeros, característica que va ligada tanto al diseño de la pieza como al material con que está hecha.

El cristal es muy liviano y se puede usar para lavamanos, encimeras, muretes a media altura, etc. Por otra parte el mueble bajo lavabo es una pieza muy importante; podemos optar por los de diseño volado y tonos suaves. Además, los sanitarios pueden ser suspendidos y, en caso de que sea necesario, con medidas inferiores a la estándar.

Asimismo, con sólo cambiar la puerta de entrada al cuarto de baño por una puerta corredera se logrará un metro cuadrado más en esta estancia, toda vez que las correderas no precisan de ángulo de apertura. También se pueden utilizar las puertas correderas para la mampara de la ducha o en las ventanas del cuarto de baño.

Por otra parte, la distribución en línea es un buen recurso par dejar despejada un de las paredes del cuarto de baño. Así, se logrará que el baño parezca más luminoso y amplio. Para dar intimidad a ciertas zonas algo delicadas como la del inodoro, puede ser suficiente un muerete a media altura o bien alguna mampara.

Por último, el revestimiento también condiciona la percepción visula del cuarto de baño. Hay que tener en cuenta que los baños pequeños agradecen piezas también pequeñas, por ejemplo, de 10×10 centímetros. Finalmente, otra solución es alicatar solamente media pared y pintar el resto con pintura plástica de una tonalidad clara.

Foto vía Decora Blog

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + 18 =