buhardilla-dormitorio

Durante el verano podemos aprovechar para realizar una serie de reformas en los dormitorios de nuestra vivienda. De este modo, los tendremos lista para cuando venga el frío. Se trata de anticiparse al invierno con las reformas. Así ganarás tiempo y comodidad.  Si todavía no lo has hecho todavía tienes tiempo suficiente para ponerte con ello.

1º. Revestir las paredes:

Recoiendo revestir la paredes con frisos de PVC, madera… Resultan muy decorativos, protegen las paredes y ayudan a reforzar el aislamiento. Se puede elegir uno de estrechas lamas de madera en blanco a juego con el suelo. Incluso con el mismo acabado se puede instalar un armario de dos puertas que se integra muy bien y pesa muy poco.

2º. Acondicionar la buhardilla:

Si tienes una buhardilla puedes aislar las paredes, el suelo y el techo con el objetivo de evitar temperaturas extremas y un gasto innecesario en calefacción / aire acondicionado. También se pueden instalar ventanas de techo que le den luz y permitan su ventilación.

3º. Conseguir más espacio para guardar:

Se puede aprovechar el espacio bajo la ventana para instalar un mueble de madera a medida con puertas. Servirá para guardar todos los zapatos. También se puede encargar un cabecero de obra, tipo baúl, donde se puede tener almacenada la ropa de cama que no sea de temporada. Además, se recomienda sustituir las mesillas por estanterías a juego con el cabecero para que queden mejor integradas.

4º. Encargar los muebles a medida: 

Los muebles a medida son la solución más adecuada en espacios pequeños o complicados, con irregularides, techos altos… Resultan algo más caros que los modulares, pero sin embargo aprovechan el espacio al máximo en el dormitorio. Además, puedes diseñarlos tú mismo a la medida de tus necesidades y/o gustos.

Foto vía Blog de Interiorismo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + tres =