armario

Con una serie de trucos se conseguirá que la ropa dure más tiempo y en mejor estado. Hay que ponerlos en práctica y se notarán rápidamente.

1º. Antes de lavar:

Se tienen que desabrochar los botones de camisas y chaquetas o el movimiento de tambor forzará las costuras y el tejido. También hay que cerrar cremalleras, corchetes, ganchos, velcros … Así no se deforman ni se enganchan a otras prendas.

Otra buena idea es lavar del revés las prendas de color y con dibujos; se rozarán menos y tardarán más en decolorarse. Además, nunca hay que mezclar las toallas con las prendas de vestir al poner la lavadora porque les pasarán fibras y pelusa.

2º. Durante el lavado:

No hay que llenar la lavadora del todo pues la ropa no quedará limpia y se rozará más. Tampoco hay que centrifugar a más potencia de la que realiza el programa, porque aunque salga más seco, se apelmazará y se arrugará más.

Asimismo, no se debe abusar del detergente ni del suavizante. El detergente debe ser sin blanqueantes (lejía) para la ropa de color, y con ellos para la blanca.

3º. Tender y planchar:

Se deben poner las pinzas en las costuras o en la parte que menos se vea par que las prendas no se deformen o queden marcadas. Y se tiene que elegir de plástico, pues las de madera pueden manchar la ropa.

 Hay que planchar siempre del revés.  Se evitará que la ropa se decolore o le salga brillo. Además, nunca hay que planchar una prenda con una mancha. El calor la fijará y será complicado quitarla.

4º. Guardar la ropa:

Nunca se tiene que mezclar la ropa usada con la que está limpia, porque al final ésta última absorberá los olores. Además, una buena idea guarda la ropa en bolas de tela en vez de bolsas de plástico.

Por último, las camisetas y los jerséis no deben guardarse debajo de otras prendas porque el peso las aplastará y dejarán marcas en la ropa de encima

Foto vía Anaquitamanchas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 2 =