entrada en el hogar

La entrada es la carta de presentación de tu vivienda, lo primero que ven los visitantes. Por ello, hay que cuidarla y sacarla el mayor partido posible, aunque se tengan pocos metros. Se puede lograr una entrada acogedora y bien amueblada siguiendo los siguientes consejos.

1º. El suelo, mucho mejor de madera:

La madera es la reina de la calidez. El mercado ofrece un buen número de oportunidades, sobre todo, con los últimos laminados que son muy fáciles de instarlar en una entrada.

2º. Poner un mueble en la entrada:

No se necesitan muchos metros para poder amueblar con acierto la entrada. Hay piezas pequeñas que quedan muy bien y son ideales para dejar las cosas al llegar a casa. Incluso para pisos pequeños se pueden usar consolas que no roban espacio. Las hay de apenas 20 centímetros, solo de fondo, con bandeja extraíble.

3º. Colgar un espejo:

Un buen espejo será un aliado genial en una entrada. Además de hacer que el espacio parezca más grande, multiplicará la luz. Se trata de buscar uno especial, que dé personalidad a la entrada.

4º. Cuidar las paredes:

Si se dedica un poco de atención a las paredes del recibidor, el ambiente ganará mucho. Por ello, el papel pintado viste y aunque salga más caro que la pintura, al ser pocos metros, el resultado compensará sobremanera. No lo dudes.

5º. Reciclar los muebles:

Se pueden reciclar los muebles y darles un lugar en la entrada. En vez de comprar una pieza nueva, se puede poner una consola o un pequeño mueble que ya no se usa en el salón.

6º. Coordinar los colores:

Coordinar los colores es una acertada idea para decorar la entrada. Los colores darán nueva vida a este espacio.

7º. Los objetivos favoritos:

Tus objetos favoritos pueden encontrar el sitio perfecto para que todos los vean en la entrada. Se trata de elegir pocas piezas, pero con personalidad.

Foto vía El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 13 =