iluminar-recibidor

Hay que decorar el recibidor con la importancia que se merece en la vivienda. Se trata de la tarjeta de presentación de nuetra casa. El objetivo es que resulte personal y práctico. Para ello, os dejo un conjunto de trucos.

1º. Un paragüero:

Un paragüero es un accesorio útil en un recibidor, sobre todo durante los meses de invierno. Se puede optar por un modelo fabricado para ello o por cualquier cseto que te guste. Solo hay que colocar en la base un plato o forrar el interior con plástico para proteger el recipiente cuando los paraguas estén mojados.

2º. Un lugar para dejar las llaves:

Lo primero que se necesita dejar al entrar en casa son las llaves. Hay que guárdalas siempre en el mismo lugar y tenerlas localizadas.  Se puede escoger entre un porta llaves, un  vacía bolsillos o una percha bonita.

3º. Asientos en el hall:

El efecto decorativo de los asientos resulta atractivo. Es una superficie útil para dejar el bolso al llegar a casa o cuanso se esté a punto de salir y para calzarse con comodidad. Se puede aprovechar para colocar debajo de la silla o del banco unas cestas decorativas con gorros, guantes y bufandas.

4º. Los colores:

Además de mantener una línea armónica con el resto de la casa, conviene optar por tonos neutros, blancos, grises o pastel para las paredes. Estos colores reflejan la luz y no saturan el espacio. Se puede combinar con notas más intensas en los complementos.

5º. Las luces:

El recibidor suele carecer de luz natural y la recibe del salón o de alguna otra estancia con la que comunica. Por tanto, resulta indispensable, prestar atención a la iluminación artificial. Se puede elegir una lámpara de sobremesa, de pie o un aplique de pared, que proporcione una suave y agradable luz indirecta.

Foto vía Interiorista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 5 =