puertas_cristal

Las puertas separan habitaciones, decoran, proporcionan intimiad y son una pieza clave en la seguridad y el aislamiento de la casa.  Se trat de elegir bien la puerta para cada lugar de la vivienda.

1º. Las puertas de interior:

Las puertas del interior varían en función del uso y de los metros. Si se quiere ganar unos centímetros, lo mejor son las correderas o las plegables que, a diferencia de las abatibles, no ocupan casi espacio al abrirse.

2º. Las puertas de cristal:

Opcas, translúcidas o transparanetes (según el nivel de privacidad que busque cada uno), las puertas de cristal son ideales para separar ambientes y duplicar la amplitud y luminosidad.

3º. Diseños sin marco:

Con el fin de integrar las puertas en la decoración, los nuevos diseños se caracterizan por la ausencia de marcos y se pintan al tono con la pared para estar al mismo nivel que los tabiques y pasar desapercibidos.

4º. Con guías y sin casi obras:

Se trata de la opción más sencilla de instalar una puerta corredera ya que tan solo hay que quitar los cercos de las puertas existentes, instalar unas guías externas por las que irá con ruedas la nueva puerta y, si se quiere, un cerco de madera para así ocultar los carriles.

5º. ¿ Macizas o huecas ?:

Fabricadas en cartón de nido de abeja y recubiertas de madera, las puertas huecas son más ligeras y económicas. Por otra parte, las puertas macizas, al estar compuestas de aglomerado o DM, ofrecen más robustez y un alto nivel de aislamiento.

6º. Mantenimiento y limpieza de las puertas:

Hay que cuidar las puertas evitando los portazos. Se debe limpiar su estructura con una bayeat de celulosa humedecida con agua tibia y jabón neutro. No se aconseja dejar que la puerta se seque al aire libre. Lo apropiado es hacerlo con una gamuza limpia.

Foto vía  ArtiDEco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − tres =