bricolaje

Cuando uno se pone hacer cualquier tarea relacionada con el bricolaje   en casa siempre puede correr el riesgo de sufrir algún accidente. Una caída, un golpe, un corte o una intoxicación pueden arruinar un día de bricolaje.

En primer lugar, se debe vestir ropa cómoda y pegada al cuerpo. Así, se evitarán enganchones. Se recomienda que sea de algodón, pues las sintéticas arden fácil si les cae una chispa. Además, hay que quitarse collare y pulseras.

Si uno va a pintar o barnizar, tiene que mantener ventilaad la habitación. Pinturas, barnices o disolventes pueden ser tóxicos. Si incluso así el olor es muy fuerte, se tiene que usar una mascarilla.

También hay que tener cuidado con las herramientas eléctricas. Se deben revisar y deshacerse de las que no tengan empuñadur aislante ni dispositivo de bloqueo.

Si se hace de fontanero hay que ser precavido con los productos tóxicos y corrosivos como los desastacodores. Se recomienda protegerse las manos con guantes y los ojos con gafas. No hay que fumar mientras los manipulas ni los mezcles con lejía, amoníaco  u otro desastacador; podrían reaccionar.

Ademá, ojo al hacer alguna soldadura con estaño: las lamparillas (soplete) pueden causar fuego. Si se va a soldar cerca de una pared o de madera,  se tiene que proteger con una plancha de metal, un azulejo…

Por otro lado, cuando no se llegue al techo o a la lámpara, no hay que subirse a banquetas, taburetes o sillas pues son muy inestables; y menos aún si son plegables o si el asiento es de lona porque con tu propio peseo se puede romper.

Se debe usar una escalera; las de tijera son más seguras que las de único larugero, y dentor de ellas, las de peldaños sin inclinación, con un ancho mayor de ocho centímetros y distantes entre sí 30 o 35 centímetros. Se debe procurar que la plataforma superior tenga el ancho suficiente para que un cubo quede bien asentado.

Foto vía Habitissimo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =