índice

En ocasiones, hay problemas en el cuarto de baño. Pero no hay que preocuparse, se pueden arreglar. Uno mismo los puedes reparar de forma fácil y rápida.

1º. Cabezal de ducha obstruida:

Solo hay que desmontarlo y limpiarlo (con los años se acumulan sedimentos minerales). Luego, se sumerge en un recipiente con vinagre blanco destilado durante dos horas. Después, se aclara con agua y se podrá volver a usar.

Se aconseja no usar los productos químicos ya que pueden dañar el cabezal de la ducha si es cromado y además pueden perjudicar a la salud. Esta solución sirve también para lavar loa aireadores de los grifos.

2º. Un lavabo con grietas:

Lo mejor es cambiar el lavabo. No se aconseja sellar la grieta ya que el riesgo de rotura del lavabo es muy elevado. Además, al estar astillado, uno podría cortarse.

3º. Una bañera con desconchones:

Hay que limpiar la superficie con bicarbonato y zumo del limón, luego se enjuaga y se deja secar. Después, se tiene que rellenar el desconchón con un reparador a base de resinas. Si cuando se seque el producto no cubre bien el desconchón, se deberá aplicar de nuevo.

Por último, se tiene que pasar suavemente una lija de papel de alto granulado. Otra alternativa más económica es dar esmalte de uñas al color de la bañera y, cuando esté seco, un barniz o esmalte incoloro para protegerlo.

4º. Grifos que gotean:

El goteo puede deberse a que el cartucho cerámico que lleva en su interior (es el que cierra el paso del agua por la superposición de dos de sus discos) se ha resecado. Para engasarlo y que así se recupere el efecto de fricción y vuelva a funcionar; solo se tiene que mover lentamente la maneta monomando de izquierda a derecha, abriendo y cerrando el grifo.

Foto vía Wiki How

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + 15 =