puertas correderas

El regreso de las vacaciones es el momento ideal para cambiar la vivienda sin ponerla patas arribas, ni gastar mucho dinero. Con una serie de ideas se puede hacer. Solo hay que ponerse manos a la obra y tener un poco de paciencia. No hay excusas.

1º.  Un salón multifunción:

Si se necesita rentabilizar los metros y crear dos ambientes sin que el salón parezca más pequeño se debe levantar un tabique a media altura. Se aconseja que no sea demasiado alto para que el aire circule y que el espacio que quede detrás resulte luminoso.

2º. Cambiar las puertas de los armarios:

Es mucho mejor si se hace antes del cambio de ropa para la nueva estación. Si se cuenta con un espacio pequeño, lo mejor es poner puertas correderas, ya que no ocupan y visualmente amplían el espacio.

3º. Para empapelar la pared:

Si se van a empapelar la pared se tiene que evitar las burbujas colocando el papel de arriba a abajo y alisándolo con un cepillo. Hay que tener en cuenta que el vinílico es lavable y los de relieve disimulan las irregularidades.

4º. Renovar la encimera de la cocina:

Si se desea un buen cambio, se puede apostar por un modelo de Levantina y prolongarlo con un zócalo en la pared. Se puede dar también un nuevo aire a los azulejos con una pintura sin imprimación.

5º. Ganar amplitud en el cuarto de baño:

Se recomienda sustituir la antigua mampara por un modelo de cristal y colocar un espejo de pared a pared en la zona del lavabo. Para ganar unos cuantos metros, lo mejor y más práctico pasar por cambiar la bañera por una ducha.

6º. Diseñar los muebles a tu medida:

Casi todas las casas tienen algún retranqueo, pilar o incluso un radiador que complica la vida a la hora de amueblar una habitación. Una buena idea para no desaprovechar ese espacio es realizar un murete, librería o un vano de obra con escayola y placas de yeso laminado.

Foto vía Home Design

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − 5 =