decorar despacho

El despacho es el lugar donde solemos pasar parte de nuestra jornada laboral, si tienes un trabajo de oficina te habrás dado cuenta que estar allí sentado durante ocho horas seguidas a veces se hace muy largo. Tanto si vas a una oficina todos los días o has montado en casa tu propio despacho, es recomendable seguir unas pautas de decoración para mejorar la funcionalidad y tu capacidad de rendimiento.

Parece mentira pero la decoración puede influenciarte mucho en tu día a día en el trabajo, la mala distribución, el orden e incluso los colores son capaces de ralentizar tu capacidad de concentración. Uno de los puntos más importantes en este sentido es el color, no solo de las paredes o los muebles, sino te todo lo que esté a tu alrededor en el despacho.

Lo mejor siempre es no arriesgar con los tonos neutros que te ayudan a encontrar un equilibrio en tu mente. Si tu trabajo es más creativo como periodista o diseñador gráfico tal vez puedas salirte de la línea cromática habitual y apostar por un naranja o verde; sin embargo para un trabajo de concentración lo mejor es el color blanco o el gris.

Puede parecer una tontería pero las plantas son capaces de dar mucha vitalidad y vida a un despacho apagado y triste. Aportan serenidad y bienestar al mismo tiempo que purifican el aire, por lo que respirarás con mejor calidad de oxigeno y darán un punto de color diferente y necesario para ese despacho.

Lo que se busca en la decoración de un despacho sobre todo es la funcionalidad y la comodidad en un lugar donde pasas tantas horas, para ello siempre tendrá que estar limpio y ordenado. Usa muebles de almacenaje, ten todo siempre a mano, hazte con una mesa o escritorio adecuado a tus necesidades de actuación y también compa una silla cómoda ya que pasarás allí la mayor parte del día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 13 =