Seguimos dando varios consejor que nos ayudarán a la hora de renovar las cortinas de nuestro hogar. Resultan muy útiles para acertar en este cometido.

1º. La tela necesaria:

Para saber cuanta tela se precisa habrá que saber el tamaño de la ventana, de la confección y del ancho de tela. Para saber el ancho de tela que se necesita, se mide el ancho de la ventana y se multiplica por 2.50. Después, se divide por el ancho del tejido y así se conocerá cuantos paños de tela se precisan.

El largo de los paños se sabrá midiendo la altura de la ventana y sumándole unos 50 centímetros para confeccionar el bajo y la cabecill de la cortina.

2º. Mucha o poca luz:

El tejido y el color gradúan el paso de la luz. Para habitaciones oscuras, se puede optar por tejidos ligeros y vaporosos com visillos o linos de trama abierta. Para matizar la luz, sugiero cortinas dobles, tejidos tupidos o screens enrollables que tamizan el sol y dejan ver el exterior.

3º. Limpieza de las cortinas:

Se pueden aspirar cada semana y llevarlas a la tintorería cuando hay que limpiarlas: la limpieza en seco alargará la vida de las cortinas. Si optas por lavarlas en casa, hay que fijarse en las especificaciones de la tela y meterse en la lavadora sin aprisionarlas. En el primer lavado, pueden encoger.

4º. Cortinas en habitaciones pequeñas:

En habitaciones pequeñas, se pueden vestir las ventanas de forma sencilla, con estores o visillos y telas claras o semitransparentes. Además, resulta mejor si son lisas y del mismo tono que la pared de la habitación.

5º. Colgar las cortinas:

Los sistemás más básicos para colgarlas son las barras y los rieles. Las barras son sencillas de instalar  y encima decorativas. Los rieles permiten manejar más fácilmnte la cocina, se colocan en el techo y se utilizan para tapar tambores de persianas o cuando no existe espacio para una barra. Otra opción son los tensores de acero.

Foto vía Open Deco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − dos =