Las cortinas forman parte muy importante de la decoración en un hogar. Si quiers dar un aire fresco a tu casa, solamante cambiando las cortinas lo lograrás. Se trata de acertar en su elección y conseguirás una casa renovada mediante un cambio en las cortinas.

1. Tipo de tela más adecuada:

El tipo de tela dependerá de la función de la cortina y del estilo que se busque. Si se quiere lograr intimidad la mejor opción son los tejidos pesados com el tafetán o las chenillas.  En cambio, si lo que se busca es dejar pasar la luz, se debe elegir textiles finos como las gasas.

En cuanto al estilo, para dar a la casa un aire fresco convienen los tejidos naturales como el lino o el algodón; para un ambiente romántico, las sedas; y para uno más sofisticado, cortinas de telas pesadas con una bonita caída.

2º. Ampliar las ventanas:

Una ventana pequeña parecerá más grande si se cubre con una cortina más grande que ella. Así, la barra y la tela deben ser de unos 30-50 centímetros más ancha que la ventana. La cortina se tiene que colocar a ras de techo y dejarla caer en el suelo.

3º. Cortina o estor:

Depende del sistema de abertura de la ventana. Las correderas admiten ambas, pero en las otras ventanas es más práctico poner cortinas para poder abrir la ventana de forma más sencilla.

4º. Barras y rieles:

Para aprovechar totalmente la apertura de las ventanas, las barras y los rieles deben ser más anchos que ellas. Así, se podrá recoger por completo las cortinas sin tapar ni un centímetro de la venta.

5º. El color de las cortinas:

El color tiene que ser de la misma gama que los tonos de la tapicería de los muebles y del resto de textiles de la habitación. Si se duda, siempre es buena opción optar por un color neutro. Además, no resulta conveniente mezclar estampados diferentes pues resulta muy complicado combinarlos adecuadamente.

Foto vía Decoraciones Max Perú

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 2 =