Ya esta aquí, ya llegó… ¿Quién es? El buen tiempo. Pues sí, si alguien no se ha enterado todavía el buen tiempo ya ha llegado, aunque dicen que volverán las lluvias pero bueno, dejamos a un lado las capas de cebolla y los tejidos gruesos para dar paso a los volantes y los tejidos vaporosos.

 

El algodón y el lino son los tejidos primordiales en las épocas de calor, porque al absorber la humedad, resultan muy frescos y apropiados para el verano. Los podemos encontrar sobre todo en cortinas y manteles, aunque también aplicados a cojines o ropa de cama.

 

 

Este verano las cortinas se llevan más finas que nunca, siendo casi visillos que dejan pasar la luz, tamizándola, para conseguir ambientes frescos y con una luz cálida y muy hogareña.

 

 

Los manteles, sin embargo, se presentan de lo más recargado, con estampados, de rayas o de lunares e incluso con acabado de poliuretano que simula el plastificado, pero siempre de tonos intensos que den color a nuestra mesa.

 

 

Los cojines, por su parte, vienen este verano muy coloridos, optando por cromáticas cítricas como el limón o la fresa, eso sí, siempre combinados con cremas o tostados que ayuden a crear ambientes armónicos.

 

 

 

Y el color limón en su tono más intenso también viene aplicado a la ropa de cama; si quieres conseguir una combinación diez, compleméntalo con el blanco más intenso para acabados muy frescos o con beige o maquillaje para conseguir un estilo romántico.

 

Apunta las claves de decoración del verano, porque para crear el interiorismo más in sólo tendrás que optar por el limón y el fresa combinados con neutros, y por el look más fresh.

 

Fotos obtenidas de la página www.habitat.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − cuatro =