En trabajos en los que la mente juega un papel esencial, y en los que las ideas son fuentes de ingresos; sin duda la oficina necesita un espacio que invite al recreo y a la diversión, a la vez que se recapacita sobre los problemas surgidos y en los que las reuniones informales ayuden a progresar a la empresa. 

 

Sin duda esto lo sabe bien el gerente de la oficinas de google en Zurich, pues le encargó ni más ni menos que el proyecto de creación de dicho espacio al estudio de arquitectura Camenzind Evolution, con sedes en Zurich y Berlín. ¿El resultado? Un espacio original, colorido y con mucha luz natural, en el que priman los poufs de la colección Tato, convirtiendo el espacio en un lugar donde la retroalimentación sea posible.

 

 

Denis Santachiara y Enrico Baleri han creado una gama de poufs con un diseño innovador y de colores atrayentes. Éstos están realizados en poliuretano flexible, con un alma de material plástico que le da consistencia y confort al mismo tiempo.

 

 

Según sus creadores, el éxito de este producto se basa en que: «parece un volumen rígido, sin embargo invita al sentado con una posición adecuada, apta para cualquier tipo de persona.» 

 

 

Estos poufs, unidos a las mesas bajas semitransparentes, a las alfombras rojas que definen espacios y a las mesas de billar y pinball, consiguen crear un espacio de lo más distendido en el que las ideas fluyan por si solas. Sin duda google sabe bien cómo recompensar a sus trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − siete =