zapatos rojos

En el otoño y el invierno, los zapatos y las botas cobran una relevancia especial. Es la hora de cuidar los pies con buenos zapatos y bota para combatir el frío.

Las tendencias actuales apuestan por la luz y color en los zapatos y los accesorios, para combinarlos con la ropa. Además, el blanco se  impone, sobre todo, para las zapatillas de deporte, clásicas o con la cuña. También Los zapatos de goma forman parte de un estilo urbano.

Las zapatillas de deporte blancas invernales son propuestas por muchas marcas: simples o adornadas con cremalleras y tachones, son también muy cómodas. Zapatillas de deporte muy coloridas y hechas de distintos  materiales.

Por otra parte, de los deportes invernales y de la montaña llegan las botas de bobsled y trekking, con cordones, reinterpretadas y corregidas por el estilo casual metropolitano.

Además, los prácticos anfibios siguen vigentes en muchos modelos y las botas de biker, especialmente los decorados con tachones. Las botas están disponibles en todos los modelos posibles.

Por otro lado, el rojo es el color del otoño-invierno 2014, en sus tonos más oscuros, entre guinda y púrpura, enciende  los accesorios y los zapatos, elegante con el terciopelo y decidido con el cuero, opaco o brillante.

Rojo no sólo, entonces, para las sandalias invernales con tacón alto, sino también incluso para las botas, las bailarinas y los ankle boots. Arabescos y motivos florales realizados de estrás y pequeños tachones, hacen valiosos los calzados de diferentes colecciones, así el efecto glossy les ilumina: zapatos muy brillantes y glamour son la última moda.

También, Animalier atemporal, especialmente en la versión reptil. Sobresale el color del pitón: snake-print coloreada o laminada. Los flecos dan movimiento a bolsos y botas. Y, por último, vuelven los zapatos de punta. Entre los zapatos con el tacón bajo se confirman las bailarinas tradicionales, pero con la correa.

Foto vía Fashion World Vip

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × dos =