viktor-rolf-fw13-1-a

Llega el otoño, pero no por ello las mujeres deben dejar de optar por usar las faldas y las minifaldas.  El regreso de la estética sesentera provoca que se pueda  apostar por  la prenda más corta del armario en sus mil y una versiones.

Su comodidad y versatilidad convierten la minifalda en una prenda ineludible en cualquier armario. L línea que separa la elegancia de la vulgaridad a la hora de lucir pierna es muy delgada. Para evitar caer  en el erro, se recomienda seguir estos consejos.

1º. Escoger bien  el momento:  La falda o minifalda será apta siempre para los momentos de ocio o tiempo libre. Se debe evitar la minifalda   en una gala, alfombras rojas, reuniones de trabajo o cenas importantes; no quedaría bien o daría un imagen equivocada de ti.

2º. El largo importa:  Aunque parezca una contradicción hablar de longitud cuando se habla  de las minifaldas,  pero hay que tener en cuenta la edad, la forma del cuerpo o el momento en que se use.  Si se busca un look para ir a trabajar, por ejemplo, se debería optar  por un modelo que se eleve como máximo 5 centímetros  por encima de la rodilla.

3º. Cuidado con lo que se  lleva: Una minifalda es una prenda muy juvenil, divertida y sexy por lo que siempre ha de llevarse con otras que resten vulgaridad o aporten un toque chic al global. Hay que tener en cuenta lo que se lleva con ella o se cometerá una graver error.

4º. Una edad para todo: Cada edad tiene su ropa, por mucho que se quieraNo hay que olivdar las faldas del armario, pero sí escoger bien la ocasió. Así, si la minifalda la lleva una chica muy joven, por ejemplo, con un top y unas deportivas podrá llevarlo a cualquier hora del día y casi a cualquier lugar. Pero no resulta igual para una mujer de mediana edad o con un puesto laboral de categoría.

Foto vía  Hola

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =