Una casa con luz da alegría, vida y color. Debemos intentar por todos los medios posibles que la luz natural llegue a la mayor parte de los rinconces de nuestro hogar. La luz debe apoderarse de la casa y estar presente en todas las habitaciones, incluso en aquellas en las que su acceso es más complicado. Para ello os dejo varios consejos para que nuestra casa sea una fuente de luz, color y alegría.

1º. El pavés:

Poniendo bloques de cristal de pavés alrededor del marco de la puerta se permite que la luz natural llegue a la recibidor. Como dan al exterior, hay que asegurarse de que lleven cámara de aire e instalar una tela asfáltica.

2º. Tabique por cristal:

Una buena idea es cambiar un tabique por uno de cristal. Se trata de una acertada solución para que la luz pase al recibidor o al pasillo desde el salón o desde la habitación que este contigua. Además, será una perfecta combinación decorativa.

3º. Puerta de paso:

La puerta de paso no debe ser ciega pues quitará mucha luz. Así, la claridad llegará a la zona contigua (pasillo, baño, entrada, …). Si son correderas, por seguridad hay que elegirlas con sistema ABS: al cerrarse suavemente, minimizan el riesgo de rotura de los cristales.

4º. El techo:

Un gran idea pasa por instalar una ventana en el tejado. Debe llevar cerco de estanqueidad, permitir un buen drenaje y evitar humedades. El cristal debe ser laminado y la apertura giratoria para poder limpiarlas mejor.

También se puede optar por un tragaluz con sistema de tubo reflectantes. Resulta la solución adecuada si no se puede acceder directamente al tejado de nuestro hogar. Estos tubos reflectantes proyectan la luz del sol incluso en días nublados y cuentan con un balance de hasta 12 metros.

Foto vía Vintage&Chic

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − 1 =