luz en el hogar

Además de ayudar a conservar el medio ambiente, reducir el consumo eléctrico significa un mayor ahorro. Por ello, conviene poner en marcha una serie de trucos para gastar menos luz en  el hogar.

1º. Revisar la factura:

Hay que valorar si la factura con discriminación horaria (cuando el mayor consumor tiene lugar de 22.00 a 12.00 horas del día siguiente) compensa. También hay que ajustar la potencia eléctrica contratada sumando los vatios de las luces y de todos los aparatos que se tengan previsto usar simultáneamente en el momento de mayor consumo.

2º. Usar bien el frigorífico:

El frigorífico supnoe el 30% del gasto. Se debe abrir lo justo o consumirá un 20% más. Se tiene que descongerlar ante de que se llegue a formar escarcha y mantener el termostato a 5º la nevera y a -18º en el congelador.

3º.  Gasto en la televisión:

La televisión gasta mucho pues suele estar encendidas muchas horas. Se puede bajar la iluminación para reducir la factura a fin de mes o bien comprar una televisión con tecnología LED ya que consumen un 25% menos.

4º.  Potenciar la luz natural:

Se puede potenciar en la decoración de la cas con colores claros para las paredes o cortinas, así como aprovechar al máximo esta fuente ilimitada y gratuita de iluminación. Es una tontería encender la luz artificial durante las horas del día.

5º.  Apostar por electrodomésticos que sean plus:

Si se tiene pensado comprar una electrodoméstico  nuevo, hay que fijarse en su eficienca energética y apostar por los de clase A o superior. Son más caros, pero al final se ahorrará.

6º. Evitar el «consumo fantasma»:

El cargador del teléfono móvil, la televisión, el ordenador, … Los aparatos en stand-by gastan energía (de un 10 a un 15%). Se deben desenchufar cuando no se usen.  Se ahorra seguro.

Foto vía Interiorismos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 15 =