cabecero de cama

Se puede reciclar, renovar y dar otra oportunidad a objetos y materiales en el hogar. Así, se logrará dar una nueva imagen a la vivienda sin grandes desembolsos económicos. Se puede hacer siguiendo estas ideas.

1º. Reiventar una pieza antigua:

En primer lugar, hay que ponerla a punto. Se deben revisar cajones, bisagras, dar una mano de barniz, limpiar … Luego, se tiene que aprovechar un hueco para ponerla y,  si no se necesita para su función original se le da otra vida. Funcional y decorativa.

2º. Convertir una puerta en una mesa:

Si se quiere una mesa de aire rústico, uno puede pasarse por un derribo y buscar una puerta en un buen estado o aprovechar algunas de las casas del pueblo que ya no se usen. Se acopla a la puerta unas patas que le vayan bien y quedará lista como mesa. Muy original.

3º. Montar un office con sillas sueltas:

No importa que queden desparejadas. Se pueden coger de un antiguo comedor, del jardín, la casa del pueblo … Se ponen juntas y se creará un office muy personal. Para unificar el conjunto, se le puede dar la mesa acabados a juego.

4º. Un cabecero de metal para la cama:

Si se tiene un cabecero dorado o uno de forja negro, se puede rescar pues vuelven a estar de moda, pero en blanco. Así  que hay que ponerse manos a la obra y renovar el dormitorio de la vivienda.  Solo se debe pintar y  darle una imprimación multiusos y un esmalte.

5º. Crear piezas únicas:

Se puede rescatar la cama del desván de la abuela. Se convierte el cabecero de roja en un sofá añadiéndole los laterales y al asiento. Incluso se pueden usar una colchoneta y varios cojines.

Por otra parte, se puede llevar una butaca del salón al dormitorio. Si ya no sirve en el salón, será muy útil como descalzadora. Para integrarla en el dormitorio, se retapiza con una tela que coordinde con el resto.

Foto vía Todo Habitat

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 − 1 =