luz hogar

Hay una serie de aspectos que provocan que las facturas suban en el hogar. Además, estas subidas suelen pasar desaparecibidas y muchas veces no nos damos cuenta de ellas. Se trata de reducir estas facturas y ahorrar.

1º. Tener más potencia de la necesaria:

No hay que vatios de más en el hogar. A mayor potencia, mayor cuota fija, y ésta es precisamente la que ha subido hace poco. Así, la de 5,75 kw, impuestos aparte, sale  por unos 16,84 eruso al mes, y la de 4,6 Kw a 13,47 euros al mes.

Para saber potencia que se necesita en la vivienda hay que sumar las potencias de los aparatos que se ponen a la vez y las lámparas. No obstante, se pueden alternar a la hora de hacerlos funcionar y se podrá bajar la potencia.

2º. Dejar los aparatos en modo stand-bay:

Si se deja así la televisión, la cadena de música, el DVD, …,  la factura de la luz sube. Solo la televisión consumer un 15% de lo que gasta puesta. Se tienen que apagar del todo. Tampoco hay que dejar el cargador del móvil enchufado o el router encendido.

3º. No apagar los fluroescentes:

Para que la factura no se dispare hay que apagar los fluroescentes aunque se vuelvan a encender en poco tiempo. Además, sus encendidos y apagados frecuentes deterioran su equipo de encendido, por lo que no conviene abusar.

4º. El seguro del hogar:

Se debe revisar par asegurarse de que tiene todas las garantías cubiertas y si compensa o no. Se tiene que mirar que necesitamos asegurar y que podemos dejar de lado.

5º. El termo:

Si no te hace falta el agua caliente de forma continua, no tengas el termo encendido todo el día; basta con que se conecte una hora ante de ducharte.

6º. La caldera:

Si se pone a punto la caldera todos los años se logrará gastar un 15% menos. Por ello, conviene hacer una revisión anual caldera.

Foto vía Hogar Total

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × dos =