vinilos

Con un poco de paciencia, unos cuantos elementos y algo de maña, puedes darle un nuevo aire decorativo a tu hogar. Se trata de una serie de ideas tan fáciles como originales.

1º. Vinilos en la pared:

Los vinilos en la pared suelen quedar muy bien. La gracia está en colgar de las ramas cosas con volumen, que contrastarán con el vinilo. Para ello, hay que clalvar algunas alcayatas pequeñas en el lugar elegido; allí se pueden colgar bolsitas, corazones, tarjetas, … Además, los vinilos son aptos para todos los bolsillos.

Para que el vinilo quede bien la pared debe ser lisa, estar limpia y con una pintura en buen estado. Asimismo, la pared estará mejor si no tiene gotelé para poner el vinilo.

2º. El aseo:

Si el cuarto de baño es pequeño y no tienes mucho espacio para guardar, te recomiendo colocar una estantería con baldas, estrecha y alargada, en la esquina, junto al lavabo. Así, tendrás lo enseres y las toallas a mano, al mismo tiempo que queda muy bien.

3º. Una funda para el cojín:

Si tienes un cojín que te aburre de verlo siempre igual, puedes probar a hacerle una bonita  funda con algún retal claro y liso. Después, se pinta un estarcido con pintura para tela; las plantillas, que sean flexibles, y mejor, autoadhesivas.

4º. Un detalle curioso en la pared:

Una pared aburrida puede adquirir un nuevo brillo pintando un detalle sobre ella. Antes de pintar los dibujos, se debe hacer una línea con un nivel y seguirla para no torcerse. Asimismo, te sugiero que no hagas estarcidos en las esquina; sáltatelas poniendo cinta de pintor para evitarlas.

5º. Unas originales puertas:

Podemos sacar mucho partido a una puerta. Así, se puede poner un gracioso adhesivo con un burrito o bien una funda decorativa roja con un perrito. Con ello, se renueva la puerta por completo y se redecora la habitación.

Foto vía Tredencias Shopping

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + seis =