frio-o-caliente-una-alfombra-crochet-tiras-sa-L-eqlJu0

Se pueden aplicar una serie de ideas bonita para reciclar la ropa y las telas del hogar. Algunas compensa rescatarlas para hacer con ellas otras labores. No se gasta y encima quedan preciosas. Una propuesta genial.

1º. Las letras de sábanas viejas: 

Se pueden aprovechar los bordados de las sábanas rozadas, con zonas desgastadas … para personalizar cojines, cuadrantes, etc. Se recortan y se pegan a una entretela adhesiva.  Así, se evita el dobladillo y se le da cuerpo. Luego, se corta y se cose al cojín.

2º. Ideas en Sweet Sixteen Craft Store:

En Sweet Sixteen Craft Store hay talleres de punto, ganchillo y costura para principiantes. Pero lo mejor es que se puede convertir los ropa y los retales en otras labores.

3º. Una funda para velas:

Para darle cuerpo se usa un cartón de la medida del vasito,k pero holgado para poder sacarlo cuando se acabe la vela. Entremedias se pone una entretela de doble adhesivo y luego la pieza de sábana con las iniciales.

4º. Una bolsa fruncida:

Se utilizan los laterales de la sábana que suelen quedar en mejor estado. Será más fácil si en vez de dos piezas, se corta una sola, se dobla por la mitad y se conse los lados.

5º. Unas cortinas tipo café:

Si se tienen unas cortinas que ya no se usan o bien han perdido color, se pueden usar para hacer con ellas un camino de mesa. Se descose la pestaña por donde se colgaban y se cosen a una tira bordada, de bolilos; así, no quedará unión y servirá para alargar.

6º. Prendas de punto:

Una manta o un plaid que tengan los bordes rotos o una quemadura son perfectos para hacer cojines. Evita los apelmazados, los dados de sí o con bolitas; no quedarán bien. Y para que los puntos no se vayan, se hilvana antes.

Además, los jersíes con roces en los puños, el cuello … también pueden convertirse en cojines. Lo más fácil es usar el cuerpo, sin descoser los lados.

Foto vía Paper Blog

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + 10 =