Con imaginación y un poco de maña podremos conseguir una original funda para nuestro cojín de la habitación o del salón. Así, una sencilla camiseta blanca que ya no usamos se puede convertir en una divertida funda de cojín, de estética hippy y alegre, con la ayuda de unos tintes de varios colores. Se trata de un idea decorativa original, divertida y moderna.

Para ello necesitaremos los siguientes materiales: una camiseta blanca, tijeras; gomas;  relleno de cojín; lazos; biberón de cocina; y varios tintes de los colores que más te gusten. No resulta muy caro y tendremos una origina funda de cojín que nos alegrará la estancia. Manos a la obra.

En primer lugar, hay que poner la camiseta blanca en un balde grande, un cubo o una cubeta. Llenamos el recipiente con agua fría y remojamos la camiseta en su totalidad. Una vez que se empape bien, se escurre muy bien.

Luego, se debe rizar la camiseta partiendo desde el centro de la misma. Se sujeta con cuatro gomas de forma que queden cruzadas. Vamos por el buen camino. A renglón seguido, se llena el biberón de cocina con uno de los tintes de color elegidos, se disuelven en agua y se vierten sobre una porción de tela. Se repite la misma acción con el resto de tintes.

Después se tienen que retirar las cuatro gomas, se extiende la camiseta y se aclara en agua varias veces, hasta que el agua salga completamente limpia. A continuación, se pone la camiseta del revés, se marca la medida del relleno y se cose un pespunte. Recomiendo dejar un centímetro más y cortar el resto de la camiseta.

Por último, se debe dar la vuelta a la camiseta y meter el relleno del cojín. Ya solamente nos quedará hacer cuatro pequeños agujeritos y pasar y atar los dos lazos. Habremos elaborado una divertida y moderna funda de cojín de estilo hippy.

Foto vía Elle

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + 17 =