frescor en el hogar

Llega el calor. Por ello, supone una necesidad refrescar nuestro hogar. Existen una serie de trucos caseros muy fáciles de llevar a cabo para bajar la temperatura sin necesidad de poner en marcha el aire acondicionado.

1º. Las cortinas:

Para detener el sol recomiendo cambiar las cortinas por estores screen. Logran una mayor reflexión de los rayos. También se puede forrar las cortinas. Por otro lado, se puede instalar las cortinas pegadas a las ventanas y sobresaliendo unos 10 centímetros por los lados.

2º. Los toldos:

Si se quiere renovar el toldo, se puede elegir de tejidos técnicos (fibra de vidrioo/pol. y PVC). Reducen un 80% la entrada de los rayos. Además, al ser microperforados, dejan pasar la luz y se puede ver desde dentro, pero no al revés.

3º. El aislamiento:

Recomiendo forrar la pared «más calurosa» con corcho pues es muy aislante. Hay plaquetas de colores y a la cera, con barniz … que no necesitan acabado. Además, sugiero poner en los cristales láminas de control solar; reducen la entrada de calor en un 82%. Por último, se debe sellar bien los huecos de puertas y ventanas con burletes y cintas adhesivas.

4º. Los ventiladores:

Se puede lograr más aire fresco si se usan ventiladores. Al mover el aire, la sensación térmica baja en 6-7 grados. Los hay de sobremesa con temporizador y difusor de aromas; o de techo con luz, que se puede usar en vez de las lámparas.

5º. Las plantas:

Se deben distribuir las plantas por la casa, mejor de hoja verde y de gran tamaño. Además, hay que pulverizarlas con agua para refrescar el ambiente.

6º. Las corrientes de aire:

Un buen truco que funciona es crear corrientes de aire abriendo ventanas opuestas. Y, además, recomiendo colgar las cortinas aún húmedas; dan mucho frescor al ambiente.

Foto vía Gradusol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − ocho =