como-limpiar-sofa-de-piel

No hay un espacio cómodo y bien decorado sin un buen sofá en el que pasar muchas horas en el hogar. Por ello, resulta muy importante elegir bien el sofá para nuestro salón o cuarto de estar. Así, os dejo una serie de claves para elegir bien a la hora de comprar un sofá.

1º. Probarlo el sofá antes de comprarlo:

Solo existe un modo de saber si el sofá es realmente cómodo antes de comprarlo: robar el modelo de exposición en la tienda. Una regla de oro es que al sentarse, el cuello, los lumbares y los muslos queden apoyados en el asiento.

2º. El tamaño:

Hay que tomar medidas exactas del espacio para ajustar su tamaño a los metros y resto de muebles. Además, se tiene que tener claro las personas que van a usar el sofá y, en función de ello, elegir el número de plazas.

3º. Con plus de almacenaje:

Es una opción que cada vez gana más puntos, ya que aprovecha al máximo el espacio ocupado por el sofá. Existen dos tipos: con arcón (normalmente integrado en una chaise-longue) o con diferentes cajones (situados a lo ancho y largo de la parte inferior).

4º. Bonito por fuera y dentro:

El que sofá sea cómodo depende al 100% del relleno de sus cojines. Hay que elegir entre espuma (según su densidad tardará más o menos en deformarse), plumas (pueden llegar a apelmazarse) o, lo más recomendable, una mezcla de los dos materiales.

5º. Piel o tela:

Los sofás de piel son más vistosos, pero también más fríos en invierno y calurosos en invierno. Al contrario que los sofás de tela, un tejido que facilita la transpiración.

6º. Los colores del sofá:

La única regla es combinar el color del sofá con el resto de muebles. Hay que tener en cuenta que las telas claras aligeran visualmente, y las oscuras disimulan más la suciedad.

Foto vía Bricolaje10.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =