Os voy a dejar una serie de ideas que nos ayudarán a la hora de vivir el día a día en nuestra vivienda. A veces por muy poco y con muy poco se gana mucho. Todo es ponerse manos a la obra.

1º. Trabajar menos:

Se puede dar una pintura antimanchas, de las que pueden quitarse roces, manchas… simplemente con un paño, agua o detergente sin que la pintura se vaya ni se raye. Se ahorrará en limpieza y tiempo de trabajo.

Por otro lado, si tienes muebles muy claros, se pueden barnizar en un toque que disimule las rozaduras. Sobre todo, es muy útil en la mesa del salón que se usa para todo.

2º. Reducir el frío de la vivienda:

Sugiero instalar un termostato y así se podrá programar la calefacción para que se encienda antes de llegar al hogar. De este modo, la casa estará caliente al llegar. También ayuda a combatir el frío el hecho de colocar un zócalo pues hará que las habitaciones estás más calientes. Otra idea pasa por pegar láminas en los cristales, entrará menos frío.

3º. Sistema domótico:

Se pueden evitar preocupaciones instalando un sistema que te avise si ha salido la lavadora, si se ha escapado el gas, etc. Sólo se necesita poner un módulo en la pared  o la mesa, conectarlo a la red eléctrica y al teléfono y poner los sensores que uno quiera: de humo, de inundación, de gas, de luz …

4º. Dormir mejor en el verano:

Una buena idea es colocar un ventilador en el techo. Como mueven el aire y refrescan el ambiente, estos ventiladores son la opción perfecta para los que no quieren dormir con aire acondicionado. Otra sugerencia que triunfa es colocar mosquiteras. De este modo, se evitará que entren los insectos si uno deja abierta la ventana durante la noche.

Foto vía Rincón del vago

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 12 =