No hace falta meterse en grandes reformas o desembolsar mucho dinero para llevar a cabo estas soluciones directivas. Se trata de una serie de sencillas y efectivas ideas que nos darán un nuevo toque decorativo en nuestro hogar. Se conseguirá el objetivo de forma simple y rápida. Ideal para tiempos de crisis. En estos casos, el ingenio debe aparecer.

1º. Funda para el sofá:

Con un simple retal de tela y cierta habilidad se puede confeccionar una útil y brillante funda para el brazo del sofá. De este modo, se evitarán las rozaduras y las manchas diarias, y gracias a su bolsillo, se podrán guardar libros, periódicos, mandos, gafas y demás objetos.

2º. Los rincones de la casa:  

Cualquier lugar es bueno para montar una zona de trabajo cuando los metros en la casa escasean bastante. Hay que aprovechar los rincones de nuestro hogar. La clave pasa por montar un escritorio con dos baldas a medias colocadas a diferente altura, de forma que la inferior quede volada. De esta manera, habrá sitio para colocar una silla debajo sin restar espacio. Una solución ideal y muy útil.

3º. Flamante estantería:

Tenemos una librería vieja que vamos a tirar. Pues no. Se puede reconvertir en un precioso mueble para guardar nuestra vajilla. Resulta muy sencillo: primero se debe pintar de color crema; después se realiza una remate con ondas de madera del mismo tono; y finalmente se pega en el canto de cada balda. Te quedará una estantería muy coqueta.

4º. Decorar la pared:

Si uno tiene restos de diferentes papeles pintados puede aprovecharlos de la siguiente manera. Se pueden usar para destacar la zona del cabecero haciendo una bonita composición con ellos. Resulta ideal para los dormitorios juveniles.

5º. Cestos multiusos:

Se forra la tapa del cesto con una tela de rizo, se le pone unas rueda y servirá bien para guardar la ropa sucia antes de lavarla o bien para sentarse. Así de fácil.

Foto vía Suministros Atalaya

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =