Se pueden aprovechar las flores de la terraza o del campo, los fruteros, los botes de cristal y otros materiales para conseguir unos arreglos decorativos preciosos para nuestro hogar. Se trata de decorar nuestra vivienda con un toque más florido.

En primer lugar, podemos conseguir un centro romántico sin gastar mucho dinero. La clave es utilizar rosas de tu rosal y, en vez de peonías, ranúnculos con un relleno como viburno. Además, se puede usar un frutero plateado y combinarlo con copas de cristal; se ganará en elegancia. El toque romántico se verá reforzada con una cinta de raso alrededor de la servilleta o un atadillo de flores sobre una vieira.

Por otro lado, podemos decorar un jarrón sencillo y darle una nueva vida. Se puede decorar el jarrón para convertirlo en un portavelas. Lo primero que hay que haces es una guirnalda que enmarque la vela. Para ello se usan tallos de pie de léon o tallos de relleno (áster, hipérico, alstroemeria,…). Luego, se coloca el jarrón sobre un plato, se le pone una cinta, se mete una vela y se apoya la guirnalda.

Asimismo, podemos transformar el jarrón en un florido centro. Para ello se elabora una base con arena de colores o con azúcar de sal. Después, se pinchan las flores elegidas. Se puede usar jacintos, tulipanes, alhelíes, etc. Depende del gusto y del tiempo que desees que dure su aroma.

Otra idea pasa por reciclar vasos, garrafas de vino, jarras o jarrones. Por ejemplo, podemos hacer un portavela con un vaso grande, un jarrón mediano de boca ancha o bien un bote de cristal que no se use. Para ello, hay que rodear la boca con una cinta. Después, se realiza una guirnalda con tallos de lavanda entrelazados y se coloca justo encima. Así, habremos conseguido un bello portavelas para decorar nuestro hogar.

Foto vía Remediando.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =