¿ Quieres renovar tu hogar, darle un nuevo aire? Pues se puede, claro que sí, mediante una serie de ideas sencillas, prácticas y, además, decorativas. Sólo hay que ponerse manos a la obra y tener un rato.

1º. Forrar las puertas:

Si no puedes o no quieres cambiar las puertas, se pueden pintar de blanco y revestir la parte interior con raffia. También se puede emplear papel pintado o una tela estampada. Encima, es muy económico.

2º. Mampara que amplía:

Cuando los metros escasean, algo que suele ser habitual en el caso de los baños, una hoja de cristal transparente abatible se convierte en un aliado imprescindible. Un mampara da nuevo vida al cuarto de baño.

3º. Un mueble de madera volado:

Un mueble de madera volado equipado con varios cajones y encimera de mármol resulta perfecto para aligerar el espacio en el cuarto de baño. La parte inferior queda libre para colocar una base en la que se pueden poner cestos para guardar toallas, ropa o cosméticos.

4º. Ventanas en el techo:

Las ventanas en el techo son ideales para las buhardillas, ya que ayudan a ganar claridad y permiten la ventilación. Además, resultan muy decorativas.

5º. Armarios pensados con inteligencia:

Se puede aprovechar el retranqueo de la pared para poner un despensero empotrado. Se ponen unas puertas de cristal al ácido en la zona de la vajilla y se triunfa por completo.

6º. Sacar más espacio para guardar objetos:

Te recomiendo rentabilizar la parte baja de las ventanas para montar una zona de amarios de pared a pared. Se puede dejar hueco para un asiento y utilizar la encimera para libros, adornos, etc.

7º. Murete multiuoso:

En el cuarto de baño podemos colocar un murete multiuso. Construido a media altura, su finalidad es independizar la ducha del lavabo. Pero además funciona como pared de apoyo de éste y es muy útil para poner en el toallero.

Foto vía El Mueble.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + doce =